El Conjuro 3: El Diablo me obligó a hacerlo

El Conjuro 3: El Diablo me obligó a hacerlo. En 1981 Ed y Lorraine Warren deberán afrontar un nuevo caso que se presenta con Arne Cheyne Johnson, acusado de asesinato tras haber sido poseído por un demonio.

Esta nueva entrega de los Warren supone la trama más oscura hasta la fecha, más que cualquier predecesora, adentrándose en materia muy oscura.

Hay que recordar que está basada en un caso real del que hubo victimas reales.

La película es una secuela de El Conjuro de 2013 y de la segunda parte emitida en el 2016, y la octava entrega en general en la franquicia.

El desarrollo inicial de la película comenzó en 2016, aunque Wan declaró que no dirigiría otra película en la serie debido a conflictos de programación con otros proyectos.

Safran confirmó que la próxima película no sería una película de la casa embrujada.

En junio de 2017, se anunció oficialmente que una tercera entrega estaba en desarrollo, con David Leslie Johnson contratado para escribir el guión.

Michael Chaves fue anunciado como director de la película, después de dirigir previamente La maldición de La Llorona.

La escala ampliada de la nueva película y su tono más ominoso se reduce a una decisión del productor y administrador de franquicias Warren, el deseo de abandonar la configuración típica de la casa embrujada como habíamos visto en las dos primeras entregas.

El Conjuro 3: El Diablo me obligó a hacerlo. En 1981 Ed y Lorraine Warren deberán afrontar un nuevo caso que se presenta con horror.
El Conjuro 3: El Diablo me obligó a hacerlo.

Juicio por asesinato de Arne Johnson

Este cambio de rumbo pivota hacia uno de los casos más famosos de los Warren en Estados Unidos, el juicio por asesinato de Arne Johnson.

En 1981, Johnson mató a su casero y, en el juicio, se convirtió en la primera persona en la historia de Estados Unidos en reclamar la posesión demoníaca como defensa.

La participación de los Warren en ese caso se produjo después de sus inquietantes investigaciones sobre Amityville y Enfield.

Proporcionando a los cineastas la oportunidad de abrir la narración de una manera menos limitada, algo que las películas anteriores no permitía.

La idea lleva a los Warren a lugares desconocidos, comenta el director, que siendo un fan de la franquicia, estaba nervioso rompiendo con la convención, rompiendo con un montón de cosas que son tradición en la saga.

El Conjuro 3: El Diablo me obligó a hacerlo. En 1981 Ed y Lorraine Warren deberán afrontar un nuevo caso que se presenta con horror.
El Conjuro 3: El Diablo me obligó a hacerlo.

El Conjuro 3 enemigos sobrenaturales

Otra tradición de la saga El Conjuro es la introducción de llamativos enemigos sobrenaturales que se convertirán en sus propias franquicias.

El director describe su enfoque inicial de “El Diablo me obligó a hacerlo” como si fuera desde la perspectiva de un fan.

Y desde el principio, James y el estudio querían hacer algo muy diferente, básicamente tratar el cambio como una nueva década para los Warren.

Un nuevo capítulo donde estamos introduciendo nuevos temas, nuevas ideas, y llevando a estos personajes a lugares donde no habían estado.

El conjuro sigue siendo una de las franquicias de terror con más éxito de todos los tiempos, en gran parte gracias a los archivos de casos extraños de los Warren.

Chaves confía en que seguirán inspirando y expandiendo la mitología a medida que la historia avanza hacia una nueva década de la vida de los Warren.

El Conjuro 3: El Diablo me obligó a hacerlo. En 1981 Ed y Lorraine Warren deberán afrontar un nuevo caso que se presenta con horror.
El Conjuro 3: El Diablo me obligó a hacerlo.

Expedientes reales de los años 80

Hay algunos expedientes realmente interesantes en los años 80 y, sin regalar ninguno de ellos, creo que también es interesante ver a los Warren una vez más como figuras públicas bajo escrutinio.

Lo que “El Conjuro 3” espera es abrir este nuevo capítulo para los Warren. Se estrena en HBO Max y en cines el 4 de junio de 2021.

Los efectos visuales VFX están realizados por las compañías Method Studios, Digital Domain, Rodeo FXCrafty Apes y Secret Lab.

El supervisor de VFX de producción es Robert Nederhorst y el director Michael Chaves.

Más información y comentarios en el foro, sigue leyendo para ver el video…