Jueves negro y solidaridad con Madrid off topic

Por gracias de dios, mi esposa no estaba sobre esos trenes. Les mando mis más profundas condolencias a aquellos que han sufrido por este acto de cobardía.

Desde Montreal, Canadá, pienso en todos los madrileños, y espero que se recuperen pronto, que el mundo se una contra los cabrones de la eta.