La autenticidad es parte del Encanto

La autenticidad es parte del Encanto. Bajo este juego de palabras que conforman el título, se esconde una de las características que han llevado la película Encanto, al éxito. Para ello se ha consultado a expertos culturales de Colombia; se han tenido en cuenta detalles relacionados con la vestimenta, la comida, la arquitectura, las costumbres y la flora y fauna locales.

Para los cineastas del galardonado Encanto de Walt Disney Animation Studios, el objetivo principal era aportar credibilidad y autenticidad a sus personajes y, en última instancia, transportar al público a Colombia, según Kira Lehtomaki, jefa de animación junto con Renato dos Anjos.

En el musical animado, la gran familia Madrigal vive en una casa mágica ubicada en un pequeño pueblo que es un encanto, un lugar de magia en Colombia. Cada Madrigal ha sido bendecido con un regalo mágico, excepto Mirabel, una joven que debe salvar la magia de su familia antes de que esta desaparezca para siempre.

Mirabel Madrigal está decidida a demostrar que encaja en su familia mágica, aunque no parece tener un don mágico propio.

Los expertos han sido parte clave para simular tanto los gestos de los ciudadanos como sus expresiones faciales o formas de hablar. La película intenta retratar de forma fotográfica todo lo relacionado con la cultura popular de Colombia.

La autenticidad es parte del Encanto

Encanto presta atención a los gestos tradicionales

Han prestado mucha atención a los gestos colombianos que pueden no ser comunes en otras partes del mundo; como señalar con los labios fruncidos; y han incorporado estos gestos en las actuaciones de personajes.

Encanto ha sido elogiada por su representación de la cultura colombiana, canciones pegadizas de Lin-Manuel Miranda, canciones visuales y vibrantes. No en vano se llevó a casa cuatro premios en la reciente ceremonia de la veinteava Edición Anual de la Sociedad de Efectos Visuales.

Stephanie Beatriz (Mirabel), Wilmer Valderrama (Agustín) y John Leguizamo (Bruno) están entre los talentos vocales, Lin-Manuel Miranda compuso canciones originales y Germaine Franco contribuye con la partitura. Jared Bush y Byron Howard dirigieron, junto con la codirectora Charise Castro-Smith. Yvett Merino y Clark Spencer fueron los productores de Encanto. Scott Kersavage fue Supervisor de Efectos Visuales. Bill Schwab director de arte de personajes, y Camille Andre y Mehrdad Isvandi eran los directores artísticos ambientales.

Encanto ha ganado el premio al mejor personaje animado en una película animada en los recientes premios VES por su creación de Mirabel.

Movimientos estudiados en cada personaje – La autenticidad es parte del Encanto

Encanto cuenta con varios expertos de la cultura colombiana

Dotado con la capacidad de ver el futuro, Bruno (John Leguizamo) ha estado alejado de la familia Madrigal desde que Mirabel puede recordar.

Los realizadores consultaron a un grupo de expertos culturales conformado por los documentalistas colombianos Juan Rendón y Natalie Osma. Así como otros expertos en música, antropología, cultura, arquitectura y botánica colombiana; todo para garantizar la autenticidad.

We Don’t Talk About Bruno es interpretada por varios miembros del elenco de voces. Incluyendo a Diane Guerrero como Isabela y Stephanie Beatriz como Mirabel.

La escena de la cocina entre Mirabel y su madre, Julieta, estuvo particularmente influenciada por la orientación de los expertos. Kira Lehtomaki comenta que mostraron una escena donde Mirabel y Julieta hablaban la una con la otra a distancia, casi a gritos. Inmediatamente, nuestros expertos señalaron que esto no se veía como una auténtica interacción madre-hija para una familia colombiana.

La escena daba una sensación de relección fría, mientras que en Colombia, las personas y especialmente los miembros de la familia, son cercanos entre sí. Estaba claro que necesitaban cambiar la actuación en toda la escena para situar a Mirabel y Julieta más cerca la una de la otra para que Julieta pudiera tocar y consolar a su hija; y conseguir que su relación se vea más auténtica.

Momento clave de la película

Encanto transmite emociones sin dialogo

Otro enfoque para el equipo de Disney ha sido mostrar emociones complejas entre varios personajes. Encanto desafía al equipo de animación de forma extraordinaria. Por un lado tenemos un gran elenco de personajes, 12 concretamente.

Luisa por ejemplo es la «roca» de la familia, dotada de súper fuerza. Para darle vida, los animadores se fijaron en atletas olímpicos con una fuerza física extraordinaria, para infundir todas las posturas de Luisa con líneas de acción fuertes y un equilibrio estable, mientras se mantienen rasgos de vulnerabilidad, especialmente en su rostro, para apoyar su lucha interna. Tales emociones se vuelven más complejas a medida que avanza la película. A medida que Mirabel aprende a ver a los miembros de su familia a través de una nueva perspectiva, se revela una nueva profundidad en cada uno de los personajes.

La casita del Madrigal en Encanto es más que una casa, tiene vida propia, igual que el resto de los niños de Madrigal. Los cineastas comparan la casa con una mascota fiel, es parte de la familia y, es tratada como otro personaje más a lo largo de la película.

Luisa (Jessica Darrow) canta la canción Surface Pressure, que revela sus verdaderos sentimientos sobre su don de súper fuerza.

Gestos que dan credibilidad a la animación – La autenticidad es parte del Encanto

Mirabel es el personaje más complejo de representar

Mirabel resultó ser el personaje más desafiante de todos, ya que no tenía un rasgo de personalidad claro. Los directores la imaginaron como capaz al mismo tiempo que imperfecta.

A medida que el equipo hizo pruebas de animación desde el principio, descubrieron que capaz podía sesgar fácilmente a poses de «superhéroe», que no se ajustaban a Mirabel. Del mismo modo, imperfecto a menudo parecía torpe o descoordinada. Al final, encontraron que la clave de Mirabel era la improvisación.

Kira Lehtomaki explica que cada escena la idea a medida que avanza la misma. Cuando tiene un paso en falso, se recupera rápidamente. También descubrimos que su relación con cada uno de los miembros de su familia cambia su comportamiento. Ella tiene poses más audaces y seguras durante sus interacciones antagónicas con Isabela, por ejemplo, mientras que las poses más moderadas e inseguras son con su abuela.

La autenticidad es parte del Encanto

Transmitir sensaciones con los ojos del personaje

Los animadores han utilizado un sombreador de ojos que da más realismo a las expresiones faciales. Kira Lehtomaki comenta que los ojos son la parte más importante del personaje porque siempre están donde la audiencia está enfocada. En películas anteriores los Shaders utilizados para el sombreado de ojos han dado al iris y a la pupila la apariencia de estar envueltos alrededor de la superficie de una esfera.

Este enfoque de superficie requiere que los animadores tengan que simular estratégicamente las posturas de cabeza y ojos en ciertos ángulos. Esto garantiza ver lo suficiente la pupila para registrar la dirección del ojo del personaje. En esta película, el nuevo sombreador de ojos dio profundidad natural al iris y la pupila, con toda la refracción, reflejos y cáustica que imitaban los ojos reales.

Esto elimina muchas de las limitaciones de la animación al permitir que la pupila se vea claramente desde ángulos donde había desaparecido anteriormente; dando una mayor capacidad para capturar la profundidad y la sutileza en las actuaciones de los personajes.

Antonio (Ravi Cabot-Conyers) tiene el poder de conversar con animales, incluyendo jaguares salvajes, carpinchos, tucanes y otras criaturas nativas.

La autenticidad es parte del Encanto

La casa como personaje vivo

Si bien la animación generalmente se centra en los personajes principales, esta película plantea un nuevo desafío para los animadores; la casa como personaje. Los directores han tenido claro desde el principio que querían «verdad en los materiales», lo que significa que todos los materiales con los que se ha construido la casa eran precisos con los materiales utilizados para construir casas colombianas.

Querían que estos materiales se movieran de una manera que fuera creíble, y no tuvieran una tabla de madera doblada como el caucho, por ejemplo. También se nos encomendó la tarea de averiguar las reglas para el movimiento de la casa. La casa es casi como una mascota; puede hacer cosas para ayudar u obstaculizar, puede ser juguetona y puede expresar una opinión.

Kai Martínez, es consultor de referencias de animación, de origen colombo-estadounidense, tuvo cuidado de incorporar guiños a las danzas tradicionales colombianas dentro de la coreografía. Junto con el coreógrafo Jamal Sims filmaron un video de referencia de toda la secuencia de We Don’t Talk About Bruno en una sola toma.

Pero a pesar de que la casa está viva, los directores no querían una casa llena de objetos encantados. Después de varias pruebas de animación para explorar, se decidió que cualquier objeto que estuviera «unido» a la casa podría ser movido por la casa. Sin embargo, para cualquier objeto no adherido, como una silla, la casa tendría que mover las tablas del suelo o las baldosas debajo de la silla para deslizarla a una nueva posición.

La casa como personaje vivo – La autenticidad es parte del Encanto

Una casa muy movida

Era imposible predecir y manipular cada elemento de la casa que podría necesitar moverse en una escena en particular, por lo que se tuvo que desarrollar una nueva herramienta para permitir a los animadores generar plataformas sobre la marcha para cualquier parte de la casa. La casa es especialmente vibrante y hermosa. Como todo lo demás en Encanto está iluminada sin la simulación de luz eléctrica, iluminada solo por la luz de las velas, la luz del sol, la luna o la magia.

Arte conceptual para la habitación de Antonio por Camille Andre, quien fue Directora de Arte de Ambientes junto con Mehrdad Isvandi.

Encanto ganó el premio VES al Mejor Ambiente Creado en un Largometraje de Animación por la creación de la habitación de Antonio, un lugar mágico con una casa en el árbol de la jungla donde puede jugar con sus amigos animales.

Secuencias de baile en Encanto

Uno de los aspectos más notables de Encanto son sus secuencias de baile, que no hubieran sido posibles sin la colaboración con el coreógrafo Jamal Sims y el consultor de referencia de animación Kai Martínez. Los directores y los equipos de historia y animación se reunieron desde el principio con Jamal Sims y Kai Martínez para compartir con ellos los guiones gráficos iniciales de las secuencias musicales y para hablar sobre la personalidad y la animación de cada uno de los personajes.

We Don’t Talk About Bruno es la primera secuencia que han abordaron juntos. Jamal y Kai se fueron durante dos semanas con la pista de demostración, y coreografiaron un equipo de bailarines basados en los guiones gráficos y las personalidades de los personajes.

Ambos filmaron un increíble video de referencia de toda la secuencia en una sola toma. Esto es tan inspirador para los equipos de diseño y animación que tuvieron que cambiar el proceso habitual de canalización. El diseño normalmente pasa por alto la creación de configuraciones de cámara antes de que comience la animación. En su lugar, pusieron un equipo de animadores en la secuencia de inmediato, colocando los pasos aproximados de la animación en el espacio 3D, prestando mucha atención a la ubicación precisa de la pisada y la cobertura espacial.

Posteriormente el equipo de diseño tomó este paso de animación aproximado creando configuraciones de cámara más parecidas a una sesión de acción en vivo. Una vez que se crearon las cámaras, los animadores vuelven a trabajar, estudiando imágenes de referencia adicionales que se filmaron en el estudio de danza desde casi todos los ángulos.

Secuencias de baile en Encanto en YouTube

El baile no representó un problema a la hora de animar

Dado que los animadores generalmente no son conocidos por su capacidad para bailar, estas escenas resultaban ser un desafío para los animadores. Pero es estas escenas parece que todos animadores son bailarines, las escenas están geniales. Estaban centramos en la anatomía, la postura y el momento del movimiento.

Incluso se comunicaban a menudo solo con efectos de sonido que describen mejor el momento y la musicalidad de un movimiento previsto en lugar de palabras. Los animadores colaboraron con Kai para capturar y caricaturizar con precisión cada uno de los movimientos de baile.

Mirabel (Stephanie Beatriz) es una amable y humilde joven de 15 años que vive con su familia en las montañas de Colombia en una casa mágica, en un pueblo vibrante, en un lugar maravilloso y encantador llamado encanto.

Los superpoderes de un gato

Dado que Jamal y Kai hicieron elecciones de personajes específicas en la coreografía, su trabajo influyó en el desarrollo y la animación de los personajes durante el resto de la película. Kai interpretó el papel de Dolores en el video de referencia We Don’t Talk About Bruno. Debido a que Dolores tiene el don de la súper audición, Kai pensó en Dolores como un gato, cada paso sería cuidadoso, rápido y tranquilo, para no molestar sus oídos.

A los directores les encantó esta idea, y verás a Dolores siempre pisando con las bolas de sus pies primero, en lugar del método más común del talón y el dedo del pie, a lo largo de la película. El resultado final en la coreografía es como el de otras partes de Encanto, animación con detalles visuales, culturales y emocionales.

Parte de este artículo ha sido extraído de la entrevista realizada a Kira Lehtomaki como jefa de animación en el evento View Fest. El resto es información recopilada de otros artículos de Internet publicada por la compañía de efectos visuales.

Tienes más información y comentarios sobre el tema en foro, sigue leyendo…