Mi FX volver al futuro parte 2

Dann, no era mi intención ser brusco ni nada de eso sino alentarte a que sigas haciendo cosas. Entiendo que cuando instalas un software como Combustion lo primero que ha uno le viene a la cabeza es: a ver qué puedo destruir o a que miembro de mi familia voy a desintegrar, pero creo poder asegurarte que esto es pasajero, que dentro de muy poco te preocupara más contar una historia, y si ésta necesita de FX estupendo, a echarle mano al Combustion, pero primero es lo primero.

Vamos a ver lo que mejor te va a enseñar el lenguaje cinematográfico es el cine mismo, mira todas las películas que puedas y estudialas, elige una secuencia y estudia como esta contada, el porqué de esos planos y dónde están situados. Piensa que una película es una sinfonía y su ritmo se valora de la misma manera (Michael Bay no es el tío que más ritmo tiene rodando por que usa un plano por segundo) las películas pueden ser Allegro, Allegro vivace, Allegro ma non troppo, moderato, como una sinfonía. Más que webs te voy a recomendar libros.

Creo que es imprescindible combersaciones con Hitchcock de trufaut, este libro no te enseñara técnica, pero si como reflexionar ante una secuencia, como afrontarla, como meditarla. La técnica es algo que evolucionara por ella misma con el tiempo, no te preocupes. El saber pensar en cine es más complicado. Este libro es magnífico para que veas como pensaba un maestro.

En el montaje pasa exactamente lo mismo, el montaje no es colocar un plano detrás de otro, sino que, entre otras muchas cosas, es saber adelantarse a las necesidades del público, piensa que en nuestra vida cotidiana no hacemos cortes, la vivimos con total continuidad, esa es la finalidad del montaje, hacer del corte algo imperceptible, la mutilación invisible. Eso es lo que has de conseguir, fluidez, que el espectador no vea el corte. Para esto, aparte de la experiencia, que se coge montando, no hay otra manera, otra vez imprescindible ver cine, y por supuesto te recomiendo un libro: la teoría del parpadeo de Walter murch, montador, entre otras, de los padrinos de Coppola o apocalipsis now, y una vez más un compendio impagable de reflexiones sobre el montaje. Hazme caso Dann, y ya verás cómo estos dos libros (hay mucho más, pero estos son maravillosos) serán dos joyas de tu biblioteca como lo son de la mía, llevo unos cuantos años en esta profesión y aún los leo muy a menudo.

En fin, ánimo. Un saludo.

Mi FX volver al futuro parte 2

Dann, no era mi intención ser brusco ni nada de eso sino alentarte a que sigas haciendo cosas. Entiendo que cuando instalas un software como Combustion lo primero que ha uno le viene a la cabeza es: a ver qué puedo destruir o a que miembro de mi familia voy a desintegrar, pero creo poder asegurarte que esto es pasajero, que dentro de muy poco te preocupara más contar una historia, y si ésta necesita de FX estupendo, a echarle mano al Combustion, pero primero es lo primero.

Vamos a ver lo que mejor te va a enseñar el lenguaje cinematográfico es el cine mismo, mira todas las películas que puedas y estudialas, elige una secuencia y estudia como esta contada, el porqué de esos planos y dónde están situados. Piensa que una película es una sinfonía y su ritmo se valora de la misma manera (Michael Bay no es el tío que más ritmo tiene rodando por que usa un plano por segundo) las películas pueden ser Allegro, Allegro vivace, Allegro ma non troppo, moderato, como una sinfonía. Más que webs te voy a recomendar libros.

Creo que es imprescindible combersaciones con Hitchcock de trufaut, este libro no te enseñara técnica, pero si como reflexionar ante una secuencia, como afrontarla, como meditarla. La técnica es algo que evolucionara por ella misma con el tiempo, no te preocupes. El saber pensar en cine es más complicado. Este libro es magnífico para que veas como pensaba un maestro.

En el montaje pasa exactamente lo mismo, el montaje no es colocar un plano detrás de otro, sino que, entre otras muchas cosas, es saber adelantarse a las necesidades del público, piensa que en nuestra vida cotidiana no hacemos cortes, la vivimos con total continuidad, esa es la finalidad del montaje, hacer del corte algo imperceptible, la mutilación invisible. Eso es lo que has de conseguir, fluidez, que el espectador no vea el corte. Para esto, aparte de la experiencia, que se coge montando, no hay otra manera, otra vez imprescindible ver cine, y por supuesto te recomiendo un libro: la teoría del parpadeo de Walter murch, montador, entre otras, de los padrinos de Coppola o apocalipsis now, y una vez más un compendio impagable de reflexiones sobre el montaje. Hazme caso Dann, y ya verás cómo estos dos libros (hay mucho más, pero estos son maravillosos) serán dos joyas de tu biblioteca como lo son de la mía, llevo unos cuantos años en esta profesión y aún los leo muy a menudo.

En fin, ánimo. Un saludo.